Sin vínculo no hay paraíso

02.09.19

Este post lleva sorpresa al final

Hoy te voy a pedir que hagas un ejercicio, tienes que ponerte en la siguiente situación:

Es 1 de septiembre, tienes una vacante en un cole nuevo. Estás emocionada y nerviosa, a la vez que con un poco de pena porque oye, que de vacaciones se vive muy bien. 

Has preparado tu bolsa molona con tu estuche nuevo, el lanyard y de más accesorios, tu agenda de profe (sí, dejadme que haga un poco de spam)… ¡Nada puede salir mal!

Llegas al cole y te reciben tus nuevas compis, algunas se presentan hasta que empieza el primer claustro. Ahí está el equipo directivo, entre compañeras hasta que se disponen a comenzar. Con una gran sonrisa dan la bienvenida a todo el mundo, se presentan para los que no las conocíais, y os preguntan cómo estáis y cómo han ido las vacaciones.

Tú llegando al nuevo cole

Llega el momento en el que hablan de las nuevas incorporaciones y os presentan al claustro, dejando claro que están aquí para lo que tu y las nuevas necesiten, y que cualquier duda o cosa que necesitéis estarán disponibles para ayudaros.

Una vez acabadas las presentaciones el equipo directivo os sorprende con una dinámica de presentación y un par de cohesión. Muy divertidas, te da tiempo para conocerte y echar unas risas con algunas de las nuevas compañeras. Una vez terminado, se dan unas informaciones básicas, se dice dónde irá cada una y se invita a echar un vistazo a las clases antes del primer ciclo (después del descanso) donde ya se entrará más en profundidad en cosas técnicas.

Tú, participando en dinámicas molonas

Qué, ¿Cómo te sientes? Subidón por el recibimiento y la forma de arrancar jugando y creando buen clima imagino.

Ahora imagínate la misma situación pero que cuando llegas al cole la gente está cogiendo sitio en las sillas, te saludan las compis que tienes a los lados, llega el equipo directivo con una actitud tirando a seria, saludan y anuncian el nombre de las personas nuevas mientras preparan el Power Point con el que la siguiente hora y media hablarán de las cosas técnicas y normas a tener en cuenta durante el curso, tanto de las generales como de las específicas de cada ciclo (aunque solo afecten a algunas, el resto escucha, mira el móvil o garabatea en la agenda de profe ;p ). 

via GIPHY

Cuando acaban recuerdan que hay media hora para desayunar y después reunión de ciclo para seguir hablando de tecnicismos,si da tiempo ya irás a ver la que será tu clase.

Qué, ¿Cómo te sientes ahora? Mal no te han tratado, pero… no es lo mismo, ¿no? Seguro que el curso irá bien igual pero ha faltado ese yo que sé que qué sé yo…

Vale, ahora imagina estas dos situaciones, pero en vez de una profe, eres un alumn@… ¿Se intuye ya lo que quiero decir?

via GIPHY

Crear un buen ambiente y vínculo con los alumnos y alumnas es esencial para que todo marche sobre ruedas y se de un buen clima que favorezca el aprendizaje.

Este post daría para escribir páginas y páginas pero voy a intentar destacar algunos puntos fundamentales a tener en cuenta el primer día:

  • No tengas prisa: Acaban de volver de las vacaciones, tienen mil cosas interesantes que contar que EVIDENTEMENTE es muy muy difícil esperar hasta la lejana hora del patio. Habla con ellos, paséate y participa.

  • No eres su amiga, tampoco la señorita Rottenmeier: No te obsesiones con que te toreen, no hace falta empezar tan duro para luego ir soltando como much@s piensan. Hay que escuchar al grupo y adaptarse, habrá grupos que busquen más el límite y habrá que dejar claro hasta dónde se puede y hasta dónde no (de ahí que con algún grupo tengas que empezar marcando límites), pero si el grupo está bien no es necesario dejar claro eso nada más empezar.
  • No hagas a tus alumn@s lo que no te gustaría que te hicieran a ti: Piensa en el ejemplo de arriba. Prepara unas primeras horas placenteras, con alguna dinámica que permita que se conozcan y que les conozcas.

  • Siempre positivo, nunca negativo: Y es que no es lo mismo decir: “aquí no se insulta” que decir “aquí tratamos con respeto” o “aquí no chillamos” que “aquí hablamos en un tono de voz que no moleste a los demás” y así otros muchos ejemplos. Verás que es posible que si preguntas por las normas, muchos y muchas hablen en negativo, ¡DALE LA VUELTA!
  • La importancia del AQUÍ: Cada niño tiene una realidad en su casa que muchas veces desconocemos o no conocemos en profundidad, así que es importante contextualizar para no confundirles (sobretodo hablando de los más pequeños que sus dos ambientes son casa y cole) por eso siempre hablaremos de lo que se hace AQUÍ. Pongo un ejemplo extremo para que se entienda. Si a un niño es su casa le pegan y tu dices “no se pega”, eso creará confusión en el niño porque en su casa sí se pega. Es preferible cambiarlo por un “aquí no se pega”, entonces le quedará clara la diferencia.

  • Vigila con las opiniones: El famoso traspaso entre tutoras… Es algo que yo intento saber lo necesario porque todas tenemos diferentes opiniones y llámame pesimista pero normalmente se tira a demonizar a los grupos y entras asustada porque te han dicho que ese grupo es lo peor, que fulanito es un impertinente y fulanita una pedante y ya, sin querer, entras con prejuicios. Para que tu compi no se lo tome a mal si ves que se empieza a calentar hablando mal del grupo siempre puedes decir algo como: ¡Uy no me digas más, que prefiero que sea sorpresa!
    • Como curiosidad decirte  que hace años se hizo un experimento con dos profes; a una le dijeron que su grupo era lo peor y que tenía un nivel muy bajo, a la otra le dijeron que su grupo era lo más y que eran muy listos. Al acabar el curso los segundos habían obtenido resultados mucho mejores que los primeros, lo cual demostró que hay mucha relación entre la expectativa del profe y el rendimiento del grupo. Así que ya sabes, ¡tu grupo es la caña y puede con todo! Proyectemos en positivo.

via GIPHY

  • No van a aprender más por empezar antes: Este punto sería el resumen de los anteriores. No van a aprender más por empezar el temario el primer día, pero sí está comprobado que aprenderán más si se sienten en un ambiente positivo, relajado, donde se sienten escuchados y valorados por su acompañante, en este caso, por ti. No digas que pueden contar contigo para lo que sea, DEMUÉSTRALO.

Estas serían para mí las cosas a tener en cuenta antes de empezar el curso, seguro que hay más y que se pueden explicar mejor, pero tampoco quería enrollarme mucho y daros la chapa porque además esto es algo muy personal y como dicen “cada maestrillo tiene su librillo”

Como he avisado al principio, este post trae sorpresa y es que es importante elegir bien la o las dinámicas que haremos con el grupo, sobretodo los primeros días. No es lo mismo si yo soy la nueva que si ya me conocen, tampoco es lo mismo si se conocen entre ellos que si no, y no es lo mismo la dinámica que elegimos para arrancar que la que nos hace falta para cohesionar a mitad de curso.

Para facilitarte esa elección y la puesta en práctica, te traemos un ebook con 25 dinámicas de presentación y de cohesión que esperamos que te guste pero sobretodo que te sirva.

Además de las dinámicas, también incluye el material necesario para llevarlas a cabo (si es que hace falta material). Así sólo tienes que imprimir y ¡LISTO!

2 opiniones en “Sin vínculo no hay paraíso”

    1. Hola María!

      En inglés de momento no lo vamos a hacer pero una vez leída la dinámica, puedes aplicarla en el idioma que quieras 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *