Despertando una nueva vocación…

02.02.15

Durante mis tres primeros años como maestra, he estado de ayudante o bien sustituta. La verdad es que considero que el hecho de poder “subir” escalonadamente y poco a poco es una gran suerte y una forma muy buena de poder ir aprendiendo y familiarizándote en esta fantástica profesión.

school-68931_640

Durante estos años he aprendido mucho de mis compañeras de trabajo, de mis propios errores y de las diferentes experiencias que me han ido surgiendo. Finalmente llegó mi momento: yo era la responsable de mi grupo-clase.

Sentirme a bordo tomando yo misma el timón me gustó bastante y a pesar de algunos momentos de inseguridad o miedo, la experiencia, fue muy positiva. Ese año me encontré con una clase muy especial, una clase que nunca podría escribir lo que me hizo sentir y lo que me ayudó a crecer como persona y, sobretodo, como profesional.

Todos mi alumnos pertenecían a la misma clase, tenían la misma profesora y mas o menos la misma edad pero todos y cada uno de ellos era diferente. Fue eso precisamente lo que más me gustó. Muchas veces, tenemos la tendencia a querer que nuestros alumnos aprendan de la misma manera o respondan a los impulsos de igual manera unos que otros y perdemos de vista la individualidad de cada uno de ellos. ¿No es cierto que, nosotros, los adultos, somos diferentes los unos de los otros y entendemos las cosas de distintas maneras, al igual que sentimos emociones totalmente diversas?

Esto que parece tan simple y sencillo me lo enseñaron ellos. Me enseñaron a disfrutar de sus particularidades y a poder enriquecernos a partir de nuestras diferencias. De manera natural se crearon valores que nisiquiera yo me había planteado «enseñar», se ayudaban entre ellos y se cuidaban constantemente, en especial a aquellos que presentaban más dificultades.

Quizás fueron estas experiencias las que me impulsaron a ampliar mis conocimientos como maestra. Por un lado, quería poder dar respuesta a alumnos con más necesidades educativas y por otra, poder llegar a todo el alumnado en cualquier momento que pueda necesitar más atención. Por este motivo actualmente estoy cursando el master en psicopedagogía, que no sólo me está dando más seguridad en mi misma y nuevos conocimientos sino que, en cierta manera, está abriendo mi mente Y, sobretodo, me está ayudando en mi labor educativa.

 

1371493818mqv11

Anna-Firma-Completo1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *