El frutal en vivo

03.06.18

¡Hola apurados y apuradas!

Hace muuuucho tiempo que no pasaba por aquí y es que con las oposiciones he estado un poco (bastante) out, ahora que ya casi ha acabado todo he podido sacar un hueco para hacer un post que tenía ganas de escribir hace tiempo.

Se trata de una actividad que hice el curso pasado con mis alumnos y alumnas de P4. Básicamente nos metimos dentro del que era uno de los juegos favoritos de la clase. ¿Estáis preparados y preparadas? ¡Vamos allá!

El juego en cuestión era «El frutal» de Haba, no sé si lo conocéis pero es uno de nuestros MUST para tener en el aula, en este post os contamos de qué va y en el vídeo de abajo os contamos más detalladamente cómo se juega.

[kad_youtube url=»https://www.youtube.com/watch?v=kPcjBIrhmmw» ]

La cuestión es que a mis alumn@s les encantaba este juego y era el típico por el cuál había cola para jugar. Era muy guay ver como se unían todos contra el cuervo que se comía la fruta. A su vez estaban muy motivados y motivadas con el tema del contar, relacionar, clasificar… Total, que se nos ocurrió a Sara (la chica de prácticas) y a mí llevar el juego a un nivel más…realista.

Os cuento cómo lo hicimos y qué necesitamos por si os apetece hacerlo en vuestra clase, os aseguramos que fue un hit de actividad.

Material para el juego:

  • Papel contínuo verde y marrón (para los árboles)
  • Papel contínuo blanco (para el puzzle)
  • Plantilla dado imprimida en A3
  • Plastificadora
  • Un par de cestas para la fruta (4 cestas si queremos clasificarlas)
    • En nuestro caso compramos:
      • Plátanos
      • Fresas
      • Ciruelas
      • Peras
  • Frutas de 4 colores diferentes
  • Platos y cuchillos para cortar la fruta

¿Cómo lo preparamos?

Lo primero que hicimos fue empezar haciendo el puzzle y justamente ese fue el primer error ya que dibujamos las frutas antes de asegurarnos de cuáles íbamos a comprar. Así que os lo cuento para que evitéis ese error, por suerte pudimos respetar el color para no confundirles demasiado.

Nuestra clase era la de la caperucita roja y superilustradora nos había dibujado un lobo de lo más molón para la clase, cuando digo molón me refiero a con chupa de cuero y todo, lo que vendría siendo: molón, molón (ya sabéis que cuando las cosas se repiten dos veces queda como más…guay ;)).

Lo hicimos de forma casera así que en un papel continuo calculamos las medidas de un poster de 3×3 DIN A3 y enganchando el papel en la PDI nos pusimos a calcar el lobo. También podíamos hacerlo en ordenador con el Adobe en modo poster pero mira, nos dio por la rama vintage.

Tan vintage tan vintage nos pusimos que nos llevó al segundo error; pintamos todo con los niñ@s con ceras blandas, con lo cual no se podía plastificar porque se emborronaría todo. La salvación esta vez fue la guardería donde trabajaba Sara en la que tenían una plastificadora en frío (aquí os dejo el link de una a muy buen precio), yo no tenía ni idea de que existían.

 


 

Así de bonito nos quedó nuestro puzzle con las frutas, como veis procuramos que el dibujo quedara de manera que se cortaran los dibujos entre ellos para facilitar el montaje.

Después creamos el dado con la plantilla que os dejo aquí para descargar e imprimir en A3, después de poner los 4 colores el lobo y la cesta (el lobo y la cesta los puse en el PC y los colores los pinté a mano con rotulador creo) los plastifiqué y doblé los extremos después de pasar un cúter sin apretar mucho para que no se corte entero.

También os digo que he encontrado un dado en Amazon que parece la caña y es customizable, además me encanta porque tiene una review malísima y el «problema» es que es demasiado grande y cuando he leído esto me han hecho los ojos chiribitas, en mi opinión ¡no hay dado demasiado grande para un profe! Vuelvo a dejaros debajo el enlace.

 

 

Para acabar hicimos los árboles con el papel continuo, bien grandes para que fuera todo como más real (todo lo real que pueden ser 4 árboles tirados en el suelo de la clase).

Y este fue más o menos el resultado de todo el juego montado:

La verdad que los niñ@s estaban mega motivad@s, antes de empezar nos encargamos de crear un ambiente de inmersión total en el juego hablando de que el lobo vegetariano quería comerse toooda nuestra merienda y debíamos evitarlo.

Os dejo algunas fotos de los momentos de juego y de picnic:

En estas fotos podéis ver como nuestros recolectores cogen la fruta según el color que salga en el dado (si sale la cesta ell@s eligen la que quieran)

Aquí colocando una de las piezas del puzzle cuando en el dado salía el lobo.

Cada rato aprovechábamos para comprobar cuántas frutas nos quedaban por recolectar

Se vivieron muchos momentos de tensión al ver que el lobo cogía la delantera y estaba sólo a dos piezas de dejarnos sin merienda.

¡Finalmente ganamos al lobo y pudimos disfrutar de una suculenta merienda tod@s junt@s!

 

Espero que os haya gustado, en mi caso esta actividad es sin duda una de las que más me ha gustado y de esas que creo que no olvidaré y repetiré.

 

Por cierto, aviso a navegantes

Ya está disponible la agenda solidaria para profes en apuros 2018/2019

 

Consíguela en nuestra tienda solidaria

Resérvala aquí: Agenda solidaria 2018/19

Este curso con dos accesorios disponibles:

Marcapáginas troquelado con notas adhesivas

Bolsillo en PVC para que no pierdas los papeles

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *