Geometría con Mª Antonia Canals

23.12.15

Allí estaba un lunes más con Mª Antonia Canals, una mujer a la que no me canso de escuchar. En septiembre me enteré a través de la asociación de maestros Rosa Sensat, que Mª Antonia iba a estar la tercera semana de cada mes en Barcelona, en la sede de la asociación de la que fue fundadora, impartiendo algunos cursos, recibiendo gente y, los lunes, haciendo una sesión abierta de dos horas donde la gente puede acercarse, preguntarle cosas, charlar con ella de forma grupal, echar un vistazo a su centro de recursos, tocar, fotografiar y/o tocar los materiales que allí encontramos… Esta es la web del Caarem.

mª antonia

Y allí estaba yo, el primer día reconozco que estaba nerviosa por conocerla y la verdad que no me decepcionó, es una mujer que derrocha energía, carácter, valores, pasión por las matemáticas y amor por los niños.

El tema que elegimos este pasado lunes fue la geometría. Una vez acordado el tema comenzó con una frase lapidaria: “En infantil, la geometría, acostumbra a hacerse mal, como casi todo.” No me sorprendió ya que ya estoy acostumbrada de otras sesiones a que Mª Antonia no se corte a la hora de expresar su opinión sobre el sistema educativo que además, suelo compartir. El objetivo de la geometría NO es conocer las figuras, es conocer el espacio, las posiciones de los cuerpos en este… Las figuras (que tanto nos empeñamos en enseñar en infantil, sólo son una parte. Nos hizo reflexionar sobre como los niños desde que apenas empiezan a andar, les fascina seguir líneas, caminos… ESO, ya es geometría.

pies niño

Según ella la 1º norma para hacer geometría es levantar el culo de la silla. En ese momento aprovechó para contarnos una anécdota que le pasó tutorizando a una chica en la universidad que estaba haciendo las prácticas en P3.

La alumna, le pide a Mª Antonia que si podía ir al día siguiente al colegio donde hacía las prácticas porque la tutora le va a dejar dar la clase a ella. Así lo hizo. Al día siguiente en la clase, con todos los niños bien sentaditos en sus sillas pregunta la chica tras dibujar un círculo en la pizarra: “A ver niños, ¿Qué es esto?” y todos: “un círculo”, sigue “¿Y esto?” y todos al unísono “un cuadrado”.

Mª Antonia nos contaba que a cada figura que dibujaba, se iba enfadando más y más. Al final la tutora de la clase se le acerca y le pregunta que qué le ha parecido la alumna a lo que ella responde que le ha parecido que es tonta, porque ha sido la propia alumna la que le ha pedido que venga a ver la clase y ella lleva 2 meses diciéndole que no enseñara así las matemáticas con lo que no podía esperar otra cosa que un suspenso.

Ante la cara de sorpresa de la maestra y la pregunta de por qué no debía enseñar las figuras así, ella le contestó: “Deja que haga una prueba con los niños”, cogió folios blancos y comenzó a repartirlos mientras le decía a cada niño lo que debía dibujar, “tú un triángulo, tú un cuadrado grande, tú un círculo pequeño, tú un cuadrado azul”, cosas diferentes para que no se copiaran. Solo 4 dibujaron lo que se les pedía, los demás dibujaban a sus padres, un barco, otras figuras…

La maestra sorprendidísima “¡Cómo puede ser! Si hace un momento lo sabían” a lo que Mª Antonia respondió: “No lo sabían, solo habían aprendido palabras relacionadas con imágenes”.

niño palabras

 

 

Esta sesión me gustó mucho porque explicó varias experiencias y anécdotas, tranquilos que no pienso dejarme ninguna 😉

En geometría existen las líneas, las superficies y los volúmenes.

  • La línea tiene una dimensión.
  • Las figuras son líneas que se cierran y hacen las dos dimensiones.
  • El volumen tiene tres dimensiones, pero éste no se toca, se llena. Cuando tocamos un cuerpo, estamos tocando la superficie.

La geometría no tiene un lenguaje propio, se expresa a través de la plástica. El dibujo utiliza la línea y tiene una dimensión, la pintura trabaja con manchas sobre superficies y tiene dos dimensiones y otras como la escultura trabajarían el volumen en tres dimensiones.

Los adultos muchas veces nos empeñamos en llenarlo todo de palabras, explicar y explicar, y a veces no entendemos que los niños entienden conceptos aunque a éstos no les pongan una palabra.

padre frente a niño

 

 

Nos puso un ejemplo de esto con otra experiencia: A una maestra de P4 se le acerca una niña que estaba jugando con los bloques lógicos y le dice: “¿sabes por qué se llama redonda? Porque rueda”. Un niño se acerca y le dice que no siempre rueda, que si lo pones plano no. En esto la maestra, que vio la oportunidad SIN DECIR NADA fue al armario y sacó una pelota y la hizo rodar delante de los niños. “¡Esta si rueda!” dijo la niña. La maestra les preguntó si eran iguales a lo que los dos respondieron que no, el niño dijo que a la redonda le faltaba “esto” mientras hacía una esfera con una mano a cada lado de la redonda. Luego, la maestra sacó un círculo, “¡Ala! A esta le falta lo de los lados y lo de dentro”. No hizo falta decir más, estos niños habían comprendido la diferencia entre volumen, superficie y línea aunque no usaran esas palabras para referirse a ello.

El volumen es algo que a los niños les cuesta bastante ver y entender. Aquí Mª Antonia hizo una reflexión curiosa, cuando hablamos de volúmenes, tendemos a decir cuerpos geométricos, lo que para ella es una redundancia ya que todos los cuerpos tiene volumen, ella le llama cuerpos. Dice que decir cuerpos geométricos es como decir números aritméticos. Interesante…

Dicho esto, en una clase de 1º de primaria Mª Antonia quería que sus alumnos entendieran el volumen sin explicárselo, así que les pidió a sus alumnos que con arcilla, hicieran un dado i después les pidió que lo pintaran de verde (porque es un color que destaca), bien pintado, todas las caras sin dejarse ningún trocito. Cuando estaban todos bien pintados, incluido el de ella, cogió un cuchillo y cortó su dado por la mitad. ¿Sabéis lo que más les sorprendió? Que por dentro no fuera verde. Otra maestra que no se lo creía y decidió hacerlo con sus alumnos de 2º de primaria obtuvo un resultado parecido solo que los alumnos le pedían que lo cortara otra vez a ver si salía el verde y así hasta que quedó hecho pedacitos.

????????????????????????????????????????????????????????????????????????

Ya Piaget decía que el pensamiento de los niños hasta los 7 años es analógico y no es a partir de esta edad que se desarrolla el pensamiento lógico así que no debería extrañarnos lo que pasó en esta clase pero la verdad que cuando nos lo contaba no lo podíamos creer.

Viendo nuestro asombro, nos explicó otras tres anécdotas para que entendiéramos lo “poco lógico” que puede llegar a ser el pensamiento de los niños y como algo totalmente impensable para nosotros puede ser perfectamente “lógico” y creíble para un niño que se encuentra en esa etapa. La verdad que ninguno de los tres tiene desperdicio:

  1. En un coche iba un matrimonio amigo suyo y detrás ella con el hijo de éstos. En un momento estaban pasando por una carretera donde había unas vías del tranvía que habían quitado recientemente. Cuando el niño escucha hablar del tema pregunta que por qué habían quitado el tranvía a lo que el padre le empieza a soltar un rollo al niño con que si en el ayuntamiento hay unos señores que mandan, y hacen leyes, y votan, y no sé qué, y al final decidieron que lo mejor era quitarlo. El padre, orgulloso de su explicación le pregunta “¿Lo has entendido?” y el niño responde convencido “Sí, esperaremos a ver si en primavera vuelve a salir (el tranvía)”.tranvia
  2. El sobrino de Mª Antonia estaba viviendo con sus padres en Níger. La mamá estaba embarazada y le habían dado la charla de que los niños los hacen papá y mamá con mucho amor, el embarazo, por dónde saldría el hermanito, etc… Total que después de todo este rollo, cuando el niño nace, el sobrino no quería ir al cole de ninguna de las maneras, ¡un disgusto tenía!, todo porque su hermanito no había nacido negro y ¡qué iban a pensar de él en el cole! El niño, aún con toda la charla, no podía entender que un niño que naciera allí no fuera negro.niña negrita
  3. Mª Antonia se fue con otro de sus sobrinos, que por aquella tenía 5 años, a un sitio con una pantalla bien grande para ver el momento en el que el hombre llegaba a la luna. El niño sabía el nombre de los astronautas, cuantos km habían recorrido, cuanto tiempo habían tardado, todos los datos habidos y por haber y cuando llegan a la luna, el niño sale corriendo del bar, Mª Antonia va corriendo detrás de él y le pregunta que qué hace y él le contesta mirando hacia el cielo: “no, es que ahora prefiero verlos en directo”.

 

 

 

niño telescopio

La verdad que no he querido obviar ninguna porque todas me han parecido igual de tiernas que divertidas. Ese día nos dijo en lo que para ella consistía ser maestro y me gustaría compartirlo con vosotros porque me encantó.

“Ser maestro consiste en, durante toda la vida, descubrir en qué piensan los niños, cómo piensan los niños, qué quieren los niños, y qué necesitan.”

 

Carlota-Firma-Completa

4 opiniones en “Geometría con Mª Antonia Canals”

  1. ¡Me encanta este post!
    Maria Antonia es toda una inspiración y qué increíble poder compartir con ella experiencias vivas de Matemáticas.

    1. Hola Gina!
      La verdad que si, te animo a que vayas a verla el 3º lunes de cada mes en la asociación rosa sensat, ¡se pasan las horas volando!

Comentarios cerrados.