Plastilina casera

03.04.16

No podemos negar que después de una semana de vacaciones ha sido un poco duro volver al cole, ¿Verdad que sí? Pero con actividades tan divertidas como la que os explicaremos hoy parece que la vuelta se hace menos dura. ¿Queréis aprender a hacer plastilina de manera súper rápida y fácil y además sin que sea tóxica? Pues eso es lo que, justamente, mis alumnos de P-4 y yo hicimos: Plasilina casera. Nos encanta jugar con ella, ya sea para hacer figuritas distintas, para preparar platos exquisitos de comida, para darle las diferentes formas con los moldes, cortarla, hacer churritos.. ¡Cuántas cosas podemos llegar a hacer y cuánto aprendemos con ella!

Pues bien, esta semana decidimos crear nuestra propia plastilina para la clase y fue una experiencia divertidísima para todos y además ¡Cuánta plastilina tenemos en clase para jugar!

Empecemos con los materiales que necesitamos:

  • 3 vasos de harina
  • 1 vaso de gua
  • 1 vaso de sal
  • 1 cucharada sopera de aceite de girasol
  • Colorate alimenticio de los colores que queráis
  • una cuchara sopera
  • Recipiente o recipientes grandes (para la mezcla, para guardar la plastifica ya hecha…)
  • y… aunque nosotras no los hemos usado ¡Unos guantes para no mancharos  al hacer la mezcla con el colorante!

 

1

¡Vayamos a por el procedimiento!

Lo primero que debemos hacer es mezclar dentro del recipiente el agua, la harina, la sal y el aceite hasta conseguir una masa compacta. No importa el orden en que vayamos colocando los ingredientes.

2

La textura que queda es la que podéis ver en la foto. En tan solo unos minutos se puede hacer. Nosotros estuvimos un buen rato mezclando y pasándonos la masa entre nosotros y ya algunos niños y niñas empezaron a hacer formas con lo que sería nuestra nueva plastilina para la clase.

3

Después dividimos la masa en 2 partes más o menos iguales y pusimos el colorante. Nosotros lo hicimos sin guantes y la  verdad es que, sobretodo el azul, mancha un poquito. A ellos les encantó tener las manos azules por eso, hehehe 😉

4

Lo único que queda es amasar bien para que quede el color bien homogéneo. Nosotros pusimos mucho colorante porque queríamos colores fuertes pero si preferís colores más suaves poned menos. ¡Vosotros mismos!

Y el resultado… ¡Increíble!! ¡Ya tenéis plastilina! Podéis hacer toda la que queráis y de tantos colores como colorante alimenticio tengáis y lo mejor de todo es… ¡Qué no es tóxica!

7

 

Fue un éxito total. De momento, tenemos sólo 2 colores pero la semana que viene haremos otros. Además es adaptable a todas las edades. ¿Quién se anima a hacer plastilina en casa o en el cole? Eso sí, es muy importante que la guardéis en una bolsa de plástico o en papel film para que no se seque y tened en cuenta que no durará tanto como la comprada.

6

Ahora sólo nos queda animaros para que la hagáis y nos expliquéis vuestra experiencia. ¡Feliz domingo a tod@s!

Anna-Firma-Completo1

 

 

 

 

4 opiniones en “Plastilina casera”

  1. Me parece una exelente acción así juegan y aprenden los niños es facil y sencillo. Los de más a artículos tambien son excelentes. Y como digo yo Google eres mi cerebro (soy muy olvidadizo) gracias por existir

  2. La plastilina casera es una idea genial. Pero a la hora de usarla con los niños, al tener harina tened cuidado de no usarla con los niños celiacos, pues podría causarles daños fácilmente (la harina se queda bajo las uñas y meten las manos en la boca, etc.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *