Juegos de viaje

28.06.15

4670175774_2ab1c61ddc_o

¡Hola a tod@s! Soy Ana o como me llaman las profes “la súperilustradora” y tenía muchas ganas de estrenarme con un post! Pensando en estas fechas y que muchos de vosotros arrancáis para vuestro destino de vacaciones, campamentos, etc. hemos creído útil compartir algunos juegos y recursos, ¡espero que os gusten!

Los he dividido según los materiales que hacen falta para llevarlos a cabo, o el tipo de juego según las funciones que desarrollan.

MÚSICA, PELÍCULAS y AUDIOLIBROS

Por supuesto todas éstas son buenas opciones, especialmente según la necesidad que tengamos de gestionar el estado anímico de los niños, pero no como única opción. Por ejemplo: soy partidaria de utilizar las películas en momentos en los que buscamos que vayan tranquilos y relajados, tramos complicados…, pero sin abusar ya que luego nos puede costar mucho sacarlos de este “letargo”.

Respecto a la música, siempre la elijo según la edad. Para los peques escojo canciones tipo “cantajuegos”, las populares de toda la vida y de películas, siempre con un denominador común: que impliquen cierta danza y especialmente interacción entre la letra y el cuerpo.* A medida que van creciendo incorporo canciones más actuales, y si tengo la oportunidad de convivir con los niños previamente, les dejo que elaboraren la “playlist” conmigo, les encanta sentirse partícipes, y en el trayecto las reproducimos a modo de “peticiones” con dedicatorias para sus amigos, como si fuera un programa de radio.

Otra alternativa que también me gusta hacer, especialmente con los mayores es jugar al clásico “Furor” (¿os acordáis?): divido el autobús en 2 grupos: las filas de la derecha y las de la izquierda. Entonces voy proponiendo que canten canciones por tandas, por ejemplo: canciones con la palabra “amor”, canciones de dibujos animados, canciones con la palabra “azul”… cuantas más se les ocurran más puntos ganan.

JUEGOS VISUALES

El veo veo del Indio

Por turnos los niños van diciendo algo que puedan ver, oír, tocar u oler desde su sitio. Es una versión del clásico “veo veo”, pero apta para los más peques que aún no tienen dominio de las letras. Si uno repite algo que ya se ha dicho o tarda mucho en pensar algo nuevo queda eliminado.

¿Has visto?

Antes de salir de viaje, o aprovechando una parada, preparo diferentes papelitos en los que escribo cosas, animales, personas o acciones que pueden verse desde el autobús a lo largo del trayecto: unos abuelos saludando, una señora en una ventana, una vaca pastando, una grúa remolcando un coche… Una vez en el autobús cada niño coge al azar varios de estos papeles.

Si a lo largo del trayecto ven alguna de las cosas que especifica su papel, me lo señalan y me dan el papel. El primero que se quede sin papeles gana.  Es un juego que puedo extender tanto como quiera y con el que se genera cierta calma mientras se concentran en observar por la ventana.

Bingo travel

Es una versión del anterior pero mucho más simple para los más pequeños: en vez de papeles con palabras, preparo unos “cartones de bingo” con dibujos de todas esas cosas que pueden ver desde al autobús. Los niños han de tachar o colocar un “gomet” sobre cada dibujo a medida que se vayan encontrando con ellos durante el trayecto. El primero que los vea todos y haga “bingo” gana.

“Veo veo encadenado”

Otra versión del  “Veo veo” con la que trabajamos la memoria (y también nos va muy bien para aprendernos el nombre de los niños). Nos dirigimos a uno de ellos por su nombre y le preguntamos: “Jorge, ¿qué ves en el autobús?” A lo que el niño contesta: “En el autobús veo una ventana”, y hace la misma pregunta a otro compañero, el cuál contesta repitiendo lo que ha dicho el anterior y añadiendo un nuevo objeto, y así sucesivamente hasta que todos hayan hablado. Para hacerlo más difícil e interaccionar con el recorrido, también les pregunto por cosas que pueden ver en la ciudad que estamos visitando: “Celia, ¿qué ves en Barcelona?, etc.

JUEGOS DE PALABRAS

La carrera de las letras

Escojo una letra al azar, y a mi señal los niños observan por la ventana y nombran todo lo que vean que empiece por esa letra. Por cada cosa que señalen ganan un punto, pudiendo perder 2 puntos si repiten algo que ya haya dicho un compañero. El que antes llegue a 10 puntos por ejemplo gana. Han de marcar cuántos puntos llevan con los dedos.

JUEGOS DE PALABRAS Y UN POQUITO DE INGENIO

Me gusta “lanzar” alguno de estos juegos durante el trayecto, se motivan mucho por querer saber la respuesta

“La mochila de “laino”

Éste lo suelo envolver en alguna historia en la que incluyo a los monitores o a sus profesores para que la sientan más “cercana” y se motiven, pero básicamente les cuento que he conseguido una mochila mágica hecha de laino, un material muy especial por el cual hay cosas que entran en mi mochila y cosas que no, y ellos tienen que averiguar por qué. La conclusión a la que han de llegar es que no entran cosas que contengan la letra “i” (de ahí que esté hecha de laino: la-“i”-no). Es muy divertido verlos intentar razonar por qué en mi mochila no entra un lápiz pero sí un barco.

“El tapón”

Este juego lo suelo iniciar en el autobús, pero lo utilizo a lo largo de todo el viaje, o incluso de todo el campamento si se da el caso. Les explico que la persona que tenga el tapón, ha de intentar formular preguntas a sus compañeros de forma que éstos les respondan “sí” o “no”. Si esto ocurre le pasan el tapón. En un momento aleatorio pregunto quién tiene el tapón y al niño que lo tenga en ese momento le suelo mandar “una prueba” graciosa. Es muy divertido ver cómo al principio todo el mundo “cae” y responde con “sí” y “no” y a medida que pasan los días se buscan mil formas de responder sin tener que pronunciarlo. Si veo que el grupo lo hace muy bien o hay “poco movimiento” reparto más tapones, generando más emoción en los chavales, que incluso me piden que pregunte quién lo tiene.

VAMOS A CONTAR HISTORIAS

Cuando es un recorrido que ya conozco, y especialmente si es la primera vez que viajo con los niños utilizo algún elemento del paisaje que sé que nos vamos a encontrar para contar una historia. Por ejemplo una casa particular, una forma en la montaña llamativa, un lago, una construcción… en la historia suelo incluir a los monitores para generar curiosidad en los niños y que les hagan preguntas, o incluso a sus profesores. ¡Es muy divertido ver cómo nos preguntan si ya los conocíamos J. Recuerdo con especial cariño una historia que me contaron a mí: Subiendo hacia sierra Nevada desde Granada hay un momento que desde la carretera se aprecia un claro en medio de la montaña con una llamativa forma de corazón. A mí me lo contaron como la muestra de amor que uno de mis monitores le había hecho a su novia, que taló todos los árboles para que ella viera cada día el corazón en su camino al trabajo en sierra nevada ;).

Otras veces utilizo objetos ya sea presentes en el autobús o no, a los que damos otra utilidad. ¡La de cosas que hemos llegado a poder hacer con una pajita de un zumo!: un bastón para duendes, un tubo de submarinismo, un palo de golf…

TACTO

Para estos juegos se requiere prepararlos previamente ya que implican traer material.

“Lío lío”

Nuevamente divido el autobús en 2 grupos. Con cordeles viejos o hilos de lana gorda reparto un trozo a cada pareja. A mi señal un miembro de la pareja hace tantos nudos como quiera/pueda durante 30 segundos. A la segunda señal le pasa el cordel al compañero que procede a hacer lo mismo. Al cabo de otros 30 segundos, les vuelvo a avisar para que pasen el cordel esta vez a la pareja que tienen al lado del equipo contrario, los cuales tendrán otros 30 segundos cada uno para desenredar el lío. El grupo que antes consiga desenredar el cordel gana.

Espero que os hayan gustado y os sirvan de ayuda. Vayáis en el medio que vayáis, lo más aconsejable siempre es planificar y tomárselo con calma. Si ellos ven que estamos relajados y lo planteamos como una aventura más del viaje, lo sobrellevarán mejor y lógicamente los mayores también!

INTENTO CARLOTA

 

 

2 opiniones en “Juegos de viaje”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *