La máquina expendedora DIY

02.04.17

Sólo queda una semana para poder disfrutar de la corta y merecida semana santa, o como a mí me gusta llamarla «santa semana».

Por si algun@ tiene ganas de dedicar algo de tiempo al bricolaje estas vacaciones, os traigo un recurso que no tiene desperdicio: La máquina expendedora. Este recurso me lo enseñaron en el curso de matemáticas manipulativas de Lara Giménez Barragán y fue de esos recursos que enamoran a primera vista por su sencillez y su atractivo.

 

Os cuento en nuestro caso cómo la hicimos y qué necesitamos, ya veréis que es muy sencillo de hacer, al final os contaremos cómo se usa.

 

Materiales:

  • Caja de madera o de zapatos (La nuestra es de 24x 34
  • Velcro
  • Hilo (grueso y resistente)
  • 22 Botones
  • Cuchillo
  • Tijeras
  • Carteles
  • Plastificadora (o cinta adhesiva gruesa)

Pasos:

Primero hacemos los agujeros en la caja. En nuestro caso buscamos que la lámina fuera muy fina así podíamos hacerlo con un cuchillo que tuviera punta sin necesitar taladro o elementos varios que iban a hacer todo más difícil para nosotras.

Son 4 filas basándonos en los atributos de los bloques lógicos:

  1. Figuras geométricas: 4 agujeros
  2. Colores: 3 agujeros
  3. Tamaño: 2 agujeros
  4. Grosor: 2 agujeros

Luego cortamos 11 trozos de hilo, hacemos un nudo en un extremo, metemos un botón, pasamos el hilo por uno de los agujeros de la caja y al otro lado metemos otro botón antes de hacer el nudo. Como veis, los botones hacen la función de tope y son los que indicarán al niñ@ cuál es la figura que debe coger.

Después de poner los botones imprimimos los carteles con los atributos. HAY QUE IMPRIMIRLOS 2 VECES ya que hay que colocarlos por las dos caras de la caja.

Yo os subo aquí los nuestros por si os sirven en caso de que la caja tenga más o menos las mismas medidas. Está pensado para ser impreso en blanco y negro, los 3 colores los pintamos nosotras a mano. Podéis descargarlos pinchando en la imagen.

Una vez tenemos los carteles impresos y plastificados lleva el momento de engancharlos a la caja. Nosotras usamos el Velcro, de esta manera siempre podemos cambiarlos si nos interesa o quitar alguna de las filas.

 

Una vez hecho esto ya tenemos nuestra máquina expendedora lista para ser usada 🙂

Cómo se usa

La mecánica es sencilla, una persona ya sea el profe o un niño se pone detrás de la máquina expendedora con una caja con todos los bloques lógicos. El comprador/a se pone frente a la máquina y deberá tirar de los botones según cuál sea la figura que quiere.

El encargado de la máquina podrá ver desde su posición cuáles son los botones que ha estirado el compañer@, de esta manera podrá buscar en la caja y darle una figura que tenga los atributos que se le han pedido.

Podemos tener cestas de la compra para hacerlo todo más real o incluso pedir a los niños que se hagan una lista de la compra, de este modo el comprador también hace un ejercicio de reconocer los atributos de la pieza que ha dibujado. Otra opción es que nosotros creemos listas de la compra.

 

Ejemplo: TRIÁNGULO, AMARILLO, GRANDE, FINO

 

Esperamos que os haya gustado este recurso. Es genial para jugar con los atributos y los bloques lógicos además todo en un contexto de juego simbólico. Os dejo con una foto de la semana pasada donde enseñamos el recurso a unos profes que parece que se lo pasaban mejor que los niños 😉

 

¡Espero que acabéis de pasar un buen fin de semana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *